973 249 448 - 973 241 532 cervera@cervera-asesores.com

Si bien al obtener el título de arquitecto se puede empezar a desempeñar como tal ¿específicamente en qué se puede trabajar y cómo? La arquitectura posee muchas ramas por lo cual la pregunta se puede tornar un tanto complicada y confusa.

Es muy posible que no se encuentre una forma de encaminar tus deseos e intereses con respecto a la profesión. Lo mismo puede aplicarse en el caso de arquitectos con más experiencia que ya están cansados de ejercer en determinado trabajo y desean darle un giro a la carrera.

Por fortuna, la arquitectura posee un amplio espacio de trabajo. Diseñar y construir todo tipo de edificaciones, planificación e inclusive un trabajo relacionado con desastres naturales, las opciones abundan y de ti dependen intentarlas. No sin antes  obtener ante una gran responsabilidad un seguro de responsabilidad civil profesional de confianza.

Para comenzar los trabajos se pueden clasificar en tres grupos diferentes, el primero de ellos pertenece al de las carreras tradicionales que comprende la arquitectura, el segundo a las carreras más relacionadas con el arte y el diseño, mientras que el último grupo corresponde a carreras fuera del diseño pero que siguen estando relacionadas con la arquitectura.

Primer grupo: carreras arquitectónicas tradicionales

Una de estas opciones y que mayor relevancia ha ido tomando los últimos años es el del arquitecto paisajista.

Un arquitecto paisajista está en la capacidad de diseñar paisajes al aire libre como áreas públicas, infraestructura y redes capaces de conectar los espacios urbanos con los rurales. El trabajo es recomendado si disfrutas de trabajar al aire libre y sientes preocupación por el medioambiente, ya que los proyectos relacionados y desarrollados en el área están implicados con la restauración ambiental.

Otro trabajo podría ser el de planificador urbano. Un planificador urbano se enfrenta a problemas a gran escala a la hora de planificar medidas para el flujo de personas que se trasladan a las zonas urbanas densamente pobladas. La elaboración de diagnósticos sobre situaciones urbanas es su principal tarea.

Por otra parte, los arquitectos de investigación van más allá del diseño, y estudian las herramientas necesarias para hacer crecer la profesión. Ya sea mediante nuevas tecnologías o herramientas innovadoras en el campo, la investigación en el mundo de la arquitectura es una muy interesante rama. También puede trabajarse siendo arquitecto, como uno de restauración.

Un arquitecto de restauración trabaja para la conservación y prolongación de la vida de ciertas estructuras que ya sean por el paso de los años, o fallos en su temprana construcción están en proceso de deterioro.

Otra interesante propuesta es ser un arquitecto extremo, es decir, un arquitecto encargado de desarrollar sus conocimientos para plasmarlos en medio de ambientes extremos como desiertos, o edificaciones en contra de desastres naturales.

Segundo grupo: carreras arquitectónicas relacionadas con el diseño y el arte

La arquitectura está ampliamente relacionada con el diseño, y por ende puede quedarse y enfocarse nada más en éste, muchas veces de maneras insospechadas aunque no lo creas.

Tal es el caso de que un arquitecto puede trabajar como diseñador industrial, un diseñador industrial es capaz de diseñar objetos para la producción en masa. En sí el oficio de diseñador industrial y arquitecto guardan relación mediante los lazos creativos. También se puede trabajar como diseñador textil, al trabajar en esta área se debería tener conocimiento de la construcción de patrones y sensibilidad con la paleta de colores; y como diseñador de muebles.

Tercer grupo: carreras arquitectónicas fuera del diseño

Si  las profesiones ya mencionadas no han logrado interesarte, también pueden existir otros caminos como es el caso de ser un emprendedor. En la actualidad los emprendedores están en el cetro de las conversaciones, hay que tomar en cuenta que la creatividad y la resolución de problemas son indispensables tanto para ser arquitectos como emprendedores.

Y para cerrar,  se puede ejercer como profesor. No hay profesión más noble que la de enseñar, y no es de extrañar que todo tipo de profesionales ofrezcan sus conocimientos para que otros aprendan.

Así, ha quedado demostrado que la arquitectura es una profesión que nunca dejara de avanzar a medida que se atraviesen los años. Sin embargo, si se desea intentar ir por nuevos horizontes un buen seguro de responsabilidad civil profesional es indispensable.

Agustin Cervera
Consultor Especialista en Seguros de Responsabilidad Profesional

Si quieres más información puedes contactar conmigo en cervera@cervera-asesores.com o llamarme al 639206284.

Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on Twitter

¿Dónde trabajar siendo arquitecto?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR